Moverse por Pamplona

Opciones para moverse por Pamplona…

En cuanto al transporte público en Pamplona, realmente no lo vas a necesitar, salvo que te quieras mover por la comarca, en cuyo caso te recomendamos utilizar los autobuses urbanos comarcales gestionados por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. El servicio cuenta con 23 líneas (cuentan también con un servicio nocturno de 10 líneas, identificadas con la letra “N” antepuesta al número de línea), y si visitas su página web encontrarás información sobre rutas, tarifas y horarios, así como información sobre el servicio de taxi urbano y comarcal. Igualmente, en esta Guía de Pamplona te puedes descargar gratuitamente un plano en PDF de los transportes públicos urbanos comarcales de Pamplona y un plano en PDF de las líneas de autobús urbano de Pamplona.

Respecto al taxi, como siempre ocurre, debido a su coste, debería utilizarse como recurso de urgencia, si bien, las cortas distancias existentes en Pamplona convierten a este medio de transporte en una buena opción para trayectos cortos o para acercarte a algún lugar cercano en la comarca.

Si utilizas el coche para moverte por Pamplona , te debemos advertir sobre el sistema de colores que se utiliza en la ciudad en orden a los estacionamientos de pago:

Zona azul: Aparcar en esta zona azul te permite un máximo de 2 horas de estacionamiento, a 1€ cada hora.
Zona roja: Es exactamente igual que la anterior.
Zona naranja: La zona naranja te permite estacionamientos más prolongados. Hasta las 2 primeras horas el coste es igual que en el caso de las zonas azul y roja, pero a partir de esas 2 horas se aplica una tarifa reducida que te permite estacionar todo el día por unos 5€.
En cualquier caso, utilizar el coche por Pamplona no es buena idea, ya que la parte más atractiva de la ciudad, su casco antiguo, no es nada recomendable para utilizar este medio de transporte. Puedes utilizarlo para desplazarte por los alrededores de Pamplona, ya sea mediante el coche propio o bien coche de alquiler, o bien para moverte fuera del casco antiguo. No obstante, si optas por moverte en Pamplona en coche, vas a tener pocos problemas para estacionar, a diferencia de lo que ocurre en otras ciudades, ya que Pamplona es una ciudad en la que no existen especiales problemas para conducir ni para estacionar, ya que si no encuentras estacionamiento en la zona por donde se encuentre tu hotel, siempre dispones de los párkings públicos gratuitos que hay a las afueras de Pamplona:

Frente al polideportivo de Arrosadía.
En la avenida de Zaragoza a la altura de Pamplonica.
En la avenida de Navarra junto al cementerio.
En Trinitarios junto a la grúa municipal.
A partir de esos estacionamientos públicos puedes coger el autobús de línea para moverte por la ciudad con toda tranquilidad. En todo caso, podrás comprobar que el coche no te va a hacer falta para moverte por Pamplona, ya que es una ciudad que se recorre muy bien a pie. No obstante, lo puedes utilizar para desplazarte a algunas zonas de las afueras, pero nada más.

A pie o en bicicleta: las mejores opciones para moverse por PamplonaA pie o en bicicleta: las mejores opciones para moverse por Pamplona…

Pamplona
Para moverte por Pamplona lo puedes hacer perfectamente a pie si lo haces por el casco antiguo de la ciudad, ya que es la mejor opción para descubrir los rincones más interesantes de la ciudad, especialmente si te dedicas a ir de “pintxos” por la Parte Vieja de Pamplona, algo que te recomendamos especialmente para descubrir una de las facetas más atractivas de esta ciudad. Aquí tienes un plano en PDF del casco antiguo de Pamplona para descargarte.

Efectivamente, una de las mejores opciones para descubrir Pamplona es hacerlo a pie, recorriendo sus rincones, siguiendo los pasos de Hemingway por la zona más castiza y sanferminera de la ciudad, perdiéndonos por sus callejuelas llenas de grandes y pequeñas historias que nos descubren los encantos de una Pamplona que enamora y atrapa desde el primer instante al viajero, sorprendido éste por cada detalle que sólo es posible descubrir dedicando mañanas y noches a recorrer a pie la ciudad, lo que nos permite saborear y disfrutar al máximo nuestro viaje a Pamplona.

Del mismo modo, también podemos recorrer Pamplona en bicicleta, una opción realmente atractiva si tenemos en cuenta que Pamplona dispone de 64 km de carril bici que van a ser objeto de ampliación en los próximos años, con tramos que recorren el Parque Fluvial de la Comarca de Pamplona con conexiones al Camino de Santiago, existiendo al propio tiempo un servicio municipal de alquiler de bicicletas que te permitirá recorrer la ciudad y sus alrededores de una forma económica y ecológica.

El servicio de alquiler de bicicletas en Pamplona cuenta con cinco puntos actualmente (aunque la previsión es de ampliarlos en un futuro), situados en la Universidad Pública de Navarra, en la Universidad de Navarra, en la Plaza de Toros de Pamplona, en la Vuelta del Castillo, esquina de Avenida de Pío XII con Avenida del Ejército, y en el Paseo Anelier (en el Barrio de Rochapea). La primera hora de alquiler es gratuita, cobrándose después 1 euro por hora, con un máximo de cuatro horas de alquiler. Hay dos formas de pago: con una tarjeta que se expide en las oficinas del Ayuntamiento o con tarjeta de crédito directamente en las paradas.

La red de carril bici en Pamplona es una apuesta reciente por parte de las autoridades municipales, de ahí que actualmente esté todavía esta red siendo objeto de ampliación, pudiéndose distinguir tres tramos o zonas que puedes descargarte gratuitamente en la sección de esta guía dedicada a mapas y planos en PDF en Pamplona, tramos o zonas que discurren por los lugares con más encanto de Pamplona, siendo así la bicicleta una muy buena opción para recorrer y descubrir esta ciudad.

Según la “Ordenanza de Circulación Municipal” la red de carriles bici está destinada a bicicletas, patines, y sillas de ruedas para minusválidos. Los vehículos restantes y los peatones tienen prohibida la circulación por ellos. Por otro lado, las bicicletas sólo tienen autorización para circular por carriles bici, por la calzada, parques públicos, zonas peatonales y aceras comartidas, siempre y cuando se guarde una distancia de seguridad de un metro hacia los peatones (exceptuando los carriles bici, donde las bicicletas tienen preferencia). En el caso de que se circule por la calzada, la bici debe circular siempre por la derecha y los demás vehículos deben guardar una distancia de un metro y medio de seguridad. En los pasos de cebra, la preferencia será la siguiente: peatones primero, bicicletas luego, y por último los demás vehículos. A la hora de circular por los carriles bici, la bicicleta debe circular a un máximo de 20 km/h; pr los demás lugares autorizados, la velocidad máxima es de 10 km/h, y en la calzada seguirán las mismas normas de circulación que los coches. Obligatoriamente, las bicicletas deben circular con casco, timbre y luces.

Teniendo en cuenta esas normas básicas de circulación en bicicleta por Pamplona, su utilización es toda una gozada y una forma ideal para disfrutar de cada rincón de esta ciudad y perderse, por ejemplo, por el “Parque Fluvial del Arga”, un espacio natural que abraza a la ciudad, ideal para disfrutar del entorno natural de Pamplona practicando cicloturismo, un medio de locomoción perfecto para moverse por Pamplona y descubrir sus encantos con total libertad sin las ataduras del coche particular y sin necesidad de estar pendientes de los horarios de los transportes públicos.

Published by

Rocio

Soy la autora de este blog sobre Aragón, me llamo Rocío y tengo 27 años, soy de Aragón y es una comunidad que me apasiona y que me gustaría que conociéseis un poco más gracias a este blog.